Jueves 23 de Noviembre de 2017  |  10:07 Hs
www.josecuriotto.com.ar


perfil

Periodista y editorialista del diario El Litoral de Santa Fe, Argentina.

Conduce a diario el programa radial "Todo Pasa", en el horario central de la mañana, por AM 1020 Radio Universidad de Santa Fe.
Conduce el programa televisivo de entrevistas "Palabra", que se emite por Canal 13 de Santa Fe (Telefé) los domingos a las 20,30 hs.

1x1
1x1
1x1
perfil
Nombre
*
1x1
Email
*
1x1
Teléfono
1x1
Mensaje
1x1
(*) campos obligatorios
Enviar
1x1
1x1
adepa atvc
ellitoral fnpi
fopea knight
lt10 sip
Soluciones YPunto
Noticia
27-08-2014 |  El Litoral
Internas en la hichada de Unión

Los barras siguen imponiendo su ley

La guerra por la jefatura de la barrabrava de Unión está declarada. Sin embargo, la dirigencia del fútbol y las autoridades del Estado se muestran impotentes. Se sabe quiénes son, dónde viven, cuáles son sus antecedentes. Se conocen sus historias y sus relaciones de poder.


Actualizada: 27 de Agosto de 2014 | 15:08 hs Imprimir nota  

La jefatura de la barrabrava de Unión está en plena disputa. Y quienes pelean por el poder, se muestran dispuestos a todo. Incluso, a matar o a morir.

Los enfrentamientos se producen abiertamente. El domingo 17 de este mes, dos facciones antagónicas (una conocida como el grupo de “Los Mellis” y la otra como “Los del Nene”) se enfrentaron en plena tribuna mientras se jugaba un partido entre el equipo local y Atlético Tucumán.

En ese momento, “Los Mellis” lograron desalojar a “Los del Nene” del sitio reservado para los líderes de la barra. Quienes creyeron que la disputa había finalizado se equivocaron, pues la guerra entre ambos grupos mafiosos recién estaba comenzando.

Apenas 24 horas después, las dos facciones se enfrentaron a tiros en inmediaciones del estadio. Fue el lunes cerca de las 20. Los hechos se iniciaron frente al hospital Iturraspe -aparentemente un grupo comenzó a disparar mientras representantes del otro sector se encontraban dentro del club-, pero la pelea se trasladó poco después hasta el parque Garay.

Las autoridades saben perfectamente que el próximo capítulo de este enfrentamiento está por escribirse. Sólo resta dilucidarse dónde y cuándo será el próximo choque.

Por ese motivo, desde el Ministerio de Seguridad se dispuso la prohibición de ingreso al estadio para 44 hinchas de Unión durante el partido que se jugará el viernes frente a Crucero del Norte. Además, se ordenó la clausura de la cabecera del estadio 15 de Abril, donde habitualmente se ubica la barrabrava.

Distintas fuentes consultadas por El Litoral coincidieron en que, luego del primer enfrentamiento producido durante el partido contra Atlético Tucumán, los supuestos nuevos jefes de la barra se presentaron ante las autoridades del club para anunciarles que, a partir de ese momento, eran ellos los depositarios del poder de la hinchada.

La Justicia cuenta con registros fílmicos de los enfrentamientos. Así fue como los investigadores lograron identificar a los 44 barras que el viernes tendrán vedado el ingreso al estadio.

Se sabe quiénes son, dónde viven, cuáles son sus antecedentes. Se conocen sus historias y sus relaciones de poder. Sin embargo, al parecer lo único que el gobierno y la Justicia están en condiciones de hacer, es impedirles ir a la cancha y clausurar un sector de las tribunas.

No parece castigo suficiente para quienes abiertamente infringen las leyes, imponen el terror, amedrentan a dirigentes y dirimen sus diferencias a los tiros en plena ciudad, poniendo en riesgo vidas inocentes.

Cuesta creer que semejante nivel de violencia explícita se produzca sólo por el poder simbólico que representa el hecho de conducir la barrabrava. Obviamente, lo que está en juego es el dinero generado gracias a redes de complicidades y negocios delictivos.

Sorprende el grado de naturalización de esta locura. Dirigentes del fútbol, funcionarios de gobierno y agentes de la Justicia, describen los acontecimientos como si se tratara de hechos corrientes. Reflejan una impotencia que, en última instancia, termina fortaleciendo a los delincuentes.

Son los barras, en definitiva, los que imponen sus códigos. Porque si bien todos saben quiénes son y cómo actúan, nada hace suponer que la situación cambie.




comentarios No habilitados/ 351 comentarios
comentarios

1 | Plaiplepeua
30-04-2015 | 23:51 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
2 | Plaiplepevq
22-04-2015 | 10:02 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
3 | sale ray ban sunglasses
21-04-2015 | 21:00 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
4 | cheap ray ban glasses
21-04-2015 | 17:09 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
5 | Oakley sunglasses
21-04-2015 | 15:42 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
6 | order ray ban glasses
21-04-2015 | 14:33 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
7 | cheap sunglasses
21-04-2015 | 13:30 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
8 | ray ban clubmaster
21-04-2015 | 05:38 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
9 | buy Oakley sunglasses
21-04-2015 | 05:16 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
10 | cheap glasses
20-04-2015 | 18:00 hs
Este comentario esta a la espera de ser moderado por el administrador.
1x1